Blogia
tannhauser

SUEÑO VARADO

<strong>SUEÑO VARADO</strong> Alma de aventura, ojos de infinito, carne de horizonte, manos agrietadas de trasegar sueños, heme aquí abandonado al fin a mi suerte en arenas de desolación. Extinto el tiempo de las velas y su viento, las olas y su espuma, las salvajes costas y su verde alfombra de vida infinita, que todas me las segaron, me las cercenaron de cuajo estos malos tiempos que ya no son para mí; terminadas las travesías, los abordajes, las noches de ron y taberna, los días de luz y mar salada, que no hay nave ya que soporte estas aguas cenagosas, repletas de hiel, de hipocresía, de mentiras y traición, varé mis tristes huesos en este terruño de penumbra, cual ballena moribunda que busca morir en paz. Envuelto en este amarillo cielo que no puedo mirar porque me quema las pupilas, me arde las arterias, me pinta el corazón todo de llama, sólo me queda esperar, cabizbajo sobre mi postración, sintiendo el abrazo del silencio, el susurro del recuerdo, ese seco calor de la oscuridad…

© JIP

MAROONED (1909)
Howard Pyle
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

J. P. Bango -

No sólo consigues que descubra a Howard Pyle, sino que sienta lo que sienten unos personajes, es verdad, definidos por los entornos que los circundan.

No descartes ampliar el tema: "Magia en los ojos" con fotogramas de origen cinéfago pues también el Cine se alimenta de los excesos de la redundancia, y el buen gusto.

Ánimo, por un lado, un saludo, de otro, y entre medias: seguimos leyéndonos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres