Blogia
tannhauser

NOSOTROS SOMOS EL LABERINTO

Este post está dedicado a J. P. Bango, que lucha...

Somos Laberinto… Amantes de la sinrazón tendemos siempre al sinsentido, que a la par tiende hacia nosotros, y el Laberinto, como buen y fascinante absurdo que es en sí mismo, nos envuelve y penetra. Él es la noche sin puertas que conduce a la nada sin llevar a ningún sitio, y en él se hallan, siempre esquivas, en zonas de inaccesible sombra, los sueños y sentidos que desde antiguo anhelamos. Es su clave el centro, que no la salida -pues no hay final ni principio-, pero jamás hemos de hallarlo pues no existe sino en nosotros, en nuestra lucha y nuestro movimiento por aprender los senderos de la muerte, los caminos de la inmortalidad, las mistéricas alquimias del tiempo y de la sangre. La sombra de un hombre que camina siempre fue La Metáfora de esas desnudas paredes que observan, vigilan...

Sus paredes, nuestros cuerpos; sus vacíos, el secreto...


Existió ha tiempo un brillante polígrafo que siempre quiso ser, ante todo, poeta, y fueron muchos los que quisieron ver en ello su particular Talón de Aquiles, no pudiendo perdonar que encarara sus versos en la misma forma que encaraba sus prosas. Yo, afortunadamente, nunca me conté entre esos muchos...

El Minotuaro (1885) de George Frederic Watts


LABERINTO

No habrá nunca una puerta. Estás adentro
y el alcázar abarca el universo
y no tiene anverso ni reverso
ni externo muro ni secreto centro.
No esperes que el rigor de tu camino
que tercamente se bifurca en otro,
que tercamente se bifurca en otro,
tendrá fin. Es de hierro tu destino
como tu juez. No aguardes la embestida
del toro que es un hombre y cuya extraña
forma plural da horror a la maraña
de interminable piedra entretejida.
No existe. Nada esperes. Ni siquiera
en el negro crepúsculo la fiera.

Jorge Luis Borges
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Carlos A. -

Como me dijo una persona que conocí hace hace poco: Hay sitios dónde las palabras forjan hermandades. Si este no es uno de ellos, es que me he vuelto tonto.

Animo Bango!! Celebraremos tu vuelta como te mereces!!

Pedro -

Un abrazote para Bango, al que echo de menos mucho :)

JIP -

No hay de qué, compañero... tú sólo ocupate de imitar al Fénix... y lo demás vendrá rodado... ;)

Sé fuerte...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres