Blogia
tannhauser

DIARIO DE MI HYDE (6)

Hoy me topé con dos animales muertos en la carretera, es algo cotidiano, aunque no suelen presentarse en parejas. Mala suerte chicos. Tantos se escandalizan al ver los animales desbrozados en mitad del asfalto, exclamando cosas como ¡Oh, Dios mío!... ¡Pobrecillo!... ¡Qué desgracia!… y achinan los ojos y hacen que no que no con la cabeza, como si acabasen de echarse al coleto un trago de leche agria. Son los mismos que luego, ese mismo día, encienden la lavadora, la de cerebros, la tele o sea, y se tragan cadáveres troceados, sanguinolentos, matanzas en directo, en diferido, vía satélite, piel quemada en todos los grados y salpicones de rojoscura sangre en su pantalla, y su rostro se mantiene impasible, zombificado… y mientras comen, degluten, y comentan qué tal fue el día con la familia como si nada, con el asesinato en los ojos y la carne en la boca, como si fuesen primas hermanas… y sólo tal vez, a alguno se le ocurre asociar ideas dejando caer, como el que no quiere la cosa, la anécdota terrible: “Hoy vi unos pobres animalillos atropellados en la carretera… ¡Fue horriiiible!...”

Este es el auténtico opio del pueblo, el que alimenta la Doble Moral que mueve el mundo, y cada año que pasa sus cosechas son mejores. Todo corre lenta pero imparablemente hacia ideales de noticiario estilo Paul Verhoeven, por lo que el holandés ha demostrado ser todo un visionario… La sangre natural es ponzoñosa, ¡no la mires!... esta en cambio es de homicidio-asesinato-genocidio, fresquita, del día… ¡Tómala! ¡¡Bébela!!... Es buena… ¡Y no derrames ni una gota!

Paul Verhoeven... el profeta de la Nueva Televisión


En mi mundo ideal Paul Verhoeven sería director de programas en la televisión pública, y en cada pueblo y ciudad,y en todos y cada uno de los campos de golf, levantaría un monumento a la Doble Moral que hace girar este pedazo de tierra; de una esfera platinoide, fría, inmutable, bajarían formando triángulo, de un lado las entrañas de múltiples animales de compañía atropellados en las carreteras, y del otro una variada mezcla de restos y despojos humanos cuidadosa, selectamente recolectados en todas las zonas en guerra. La gracia lógica se halla, cómo no, en el contraste entre el esferoide incorruptible, pulido, limpio, y la alfombra de casquería que lo envuelve, toda pringosa, de un rojo bastardo. Ni qué decir tiene que para mantener vivo el espíritu de esta obra de arte sería necesario encerar a menudo el planeta cromado, así como reponer asiduamente los restos orgánicos. Ninguna de las dos cosas plantea, pienso, problemas logísticos de entidad, pues hay cera y cadáveres de sobra…

Pero hablaba de animales, animales aplastados. Bueno, un gato atropellado es sólo un gato atropellado, no hay más, carne muerta en descomposición y roña del mundo y negrura de neumático. Para el bicho ya se acabó el baile, no le preocupa cazar ratones ni rebuscar entre la mierda de los contenedores, ni mucho menos el calorcito de un coche recién aparcado. Ya no está, es decir, ya no es, o lo que es lo mismo, está ennadado, que es algo así como que te mueras -o te maten- y nadie después se tome la molestia de ponerte a parir. Todo negro como pelo de gato negro, como el de Poe, pero en contemporáneo, de esos que dicen que traen mala suerte.

Miau...


Quién sabe, a lo mejor está en el cielo de gatos, más feliz que un ocho porque allí siempre hace calor y huele a sardina… o a lo mejor está en el cielo de los hombres llevando la misma perra vida de gato callejero que le tocó sufrir aquí, puede que incluso a estas horas ya lo haya atropellado un carro alado, hecho de nube y gominola divina, y un ángel ricitos de oro amanerado se santigua arrepentido mientras pone cara de asco y hace que no que no con la cabeza, y se sujeta fuerte el aro dorado, no vaya a ser que se caiga y se le manche todo de sesos de gato atropellado... pues la salsa de la Doble Moral es plato de buen gusto en otros muchos mundos…

© JIP
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

JIP -

jejeje... bueno, no sé si del autor de pelis como "Instinto Básico", "Robocop", "Starchip Troopers" o "El Cuarto hombre", se puede esperar que sea muy buen hombre, tenga la cara que tenga... al menos, eso sí, resulta turbador...

pauli -

y eso que tiene cara de ser buen hombre.

pauli -

si, en mi mundo Paul Verhoeven seria una especie de jose luis moreno, y dirigiria peliculas rollo"los bingueros" o "la muchacha de las bragas de oro".
lo que me molaba de showgirls, es que los actores se tomaban sumamente en serio lo que hacian,esperando premios solo por aparecer, s que Elizabeth berkely estaba pensando" dios, la oportunidad que estaba esperando, mi gran paso al etrellato".

Pedro -

Bueno, todos somos irregulares. Ciertamente, Showgirls no pasará a la historia (o más bien sí xD), pero es uno de los directores más inteligentes del show business.

JIP -

¡qué pena que muchos de sus trabajos hayan sido tan irregulares, aunque quizá eso forma parte también de su tipo de genialidad

Pedro -

Verhoeven es un genio de la ironía. Los telediarios de hoy casi dejan atrás a los suyos, desde luego lo clavó, el tío.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres