Blogia
tannhauser

HERENCIA

HERENCIA

De Machado,
del Lorca ejecutado,
de Hernández,
del Salinas enamorado,
de Blas,
¡cómo no!, de Blas,
querido hermano reencontrado.

De todos ellos que me
enseñaron no hace tanto,
pero tanto en el recuerdo,
a cantar la vida por
boca de una pluma,
recogeré el testigo.

E insultaré a Dios y
su vacío de insustancia.
Y del amor lloraré
su llama derrotada.
Y cantaré a la tempestad verde,
a la naturaleza brava.
Y avivaré el fuego de
los corazones que al fin aman.
Y crearé del silencio inerte
el frágil retrato de una sonrisa helada.

Y que no cesen jamás
sus voces,
sus poemas,
sus baladas…
¡Que son prueba de aliento!
¡Dolor de vida!
¡Clamor de garra indoblegada!

© JIP
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

charito -

muy bonito... precioso.
un saludo

JIP -

:)

Teresa -

Una herencia de amor, de amor a las palabras.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres