Blogia
tannhauser

Y encima seguro que se llama Fermín...

Tengo aquí atrás,

a mi espalda,

un tipo largando sandeces,

palabrejas de moda como "Estado",

"Bandera", "Gobierno", "Juana Chaos",

"Estatuto", "Mayoría", "República", "Anarquía",

y no sé qué más montón de mierda.

No me está dejando leer...

Habla alto y habla mayúsculas,

con ese vigor estúpido en las vocales

que sólo tienes cuando aún no has vivido tu primera noche de hospital;

a este todavía no se le ha muerto nadie,

nadie le ha plantado una hostia, mano abierta, en plena cara:

tiene, lo que se dice, intocada aún la ingenua piel por la metralla...

Y tiene también la desfachatez de reír y sonreír,

una tras otra dar rienda suelta a sus carcajadas

entre esta tontería y aquella baladronada,

que no son sino collages vacíos directamente

plagiados de aquella y esta verborrea universitaria...

Qué fácil ha sido siempre cambiar el mundo desde lo más

hondo de de una cafetería un domingo por la mañana...

Más vale que la tía a la que lastra con semejante basura,

poniéndose gallito,

heciéndose el graciosón,

simpático sabelotodo,

sólo con el objeto de hacer de su polla

el sello de todas las oquedades de ella,

esté real, positivamente buena,

porque si no es como para girarse ahora mismo

y abrirle al menda otra gran bocaza

justo en mitad de las napias... 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

child in time -

Nunca había oído a nadie cagarse en Dios tan a gusto, tan augusto

Ana Pérez Cañamares -

Bueno, este poema es una buena y elegante hostia, y lleva la fuerza de quien lo ha escrito y de quienes lo hemos leído con ganas.

kuroi_yume -

Ayer estuve paseando alrededor del Senado (sí, en Madrid capital), y fui feliz durante un ratito mientras me imaginaba a un monstruo gigante (o en su defecto "la presencia") demoliendo tan inútil establecimiento.

Y si hubiera algo para acabar con los seguidores de semejantes sectas políticas, sería el primero en alimentarlo con bolsitas de alpiste radioactivo...

Kamikazecowboy -

No, si a esos graciosillos del tres al cuarto también les tengo ganas.
A ver si un día montamos una redada por las cafeterías y nos sacamos de encima este estrés.

katakrek -

deberías saber que la demagogia y la seguridad en el discurso es lo que más hace chorrear a una fémina. ¡Lástima que no nos aprovechemos más!

Woswis -

A ver si se le va a adelantar a usted el cerebro del lunes morning al domingo morning...
Con lo fácil que resulta tener sexo con ellas hablándoles de Kierkegard y Sartre pardiéz!

Shaggy Monster -

Yo sigo pensando que lo de la eugenesia no era tan mala idea...

Marlowe -

Siempre he tenido razón, es una buena idea llevar un bocata, un cuchillo de rebanar y mi AK 47...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres