Blogia
tannhauser

Que Stan Lee ni Alan Moore ni que ocho cuartos... ¡Nocilla Men!

Sea porque nacido en 1978 y, en consecuencia, tal vez -sólo tal vez- venga a pertenecer al "Movimiento Paladín" o a la "Generación Tulipán" que críticos y periodistas suplementoculturales del posmañana se han de sacar de la sobaquera un año de estos...


Sea porque durante un año encadenado a un trabajo, el de librero, que aprendí a odiar desde la primera semana visto lo poco, tantas veces nada, que tenía -y tiene- que ver con la literatura, llegó un libro como "Nocilla Dream" a alegrarme el mes; y pasó un mes, y pasó otro, y tras cuatro o cinco meses de infumables novedades, el libro de Mallo seguía siendo de lo mejor en castellano que el gremio editorial había sido capaz de tirarme a la cara...


Sea porque uno estaba ya un poco hasta las narices -por no mencionar más bajunas inflamaciones- de que tantos no anduviesen más que a la cansina estereotipada caza y captura de NeoQuevedos, TeraLopes, PostMachados e HiperLorcas, que se empieza a alegrar de que la poesía y la narrativa que se escribe en esta piel de toro cada día más transgénico empiece a coger las riendas de su siglo y se guste intentándose y pretendiéndose postpoética, para bacterias, mutante y afterpopera...


Sea por todo lo dicho, o bien porque me fascina el poder decir que se ha escrito en castellano un libro que bien pudiera definirse como un "París-Texas" transitando hacia el ProtoNeuromancer, me descubro ante el Proyecto Nocilla.

Y por supuesto ante esta nómina de escritores con ganas de que al fin algo se mueva, dinamitar los cimientos del panorama...

De izquierda a derecha, Julián RodríguezEloy Fernández PortaJavier Fernández, Vicente Muñoz Álvarez, Hernán Migoya, Germán Sierra, Javier Montero, Jorge Carrión, Juan Francisco Ferré, Javier Calvo, Vicente Luis Mora, Agustín Fernández Mallo, Gabi Martínez... y otros que no salen en la foto pero probablemente deberían; Harkaitz Cano, Lolita Bosch, Álvaro Colomer, Juan Cantavella, Mercedes Cebrián, Mario Cuenca Sandoval...

¿Nuevos valores? ¿Flor de un día? Hoy más que nunca sabemos que las etiquetas del continente venden más y mejor que cualquier contenido. Pero las etiquetas desaparecen con el agua y el jabón de los años. Y queda el vaso. Y queda el sabor en las papilas gustativas de la lengua y el recuerdo y los cibercafés literarios. Y quedará -por qué no decirlo- el residuo fecal de tanto chocolate con avellanas digerido, discurriendo aguas abajo por el sumidero. El tiempo lo pondrá a cada uno en su sitio como ha hecho siempre. Pero al menos que no se les niegue el mérito de haber agitado el cotarro, estar removiendo con cierta gracia e ingenio los lodos de un cenagal, el de nuestras letras, que de puro estancado hacía mucho ya que apestaba a pescado podrido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

Javier -

Pues ahora que lo comenta, hoy mismo he visto el libro del Mañas que menciona, Mr. Cuvric, y la verdad es que no he tenido ni ganas de asquearme con la lectura de las solapas. Con la cantidad de libros que hay por ahí con los que regalarse la vista no es cuestión de despilfarrar el divino sagrado tiempo de semejante manera.

En cuanto a la novela histórica como género, juegos semánticos aparte, qué quiere que le diga, cada vez que alguien me viene con el rollo comúnmente aceptado de que "Salambó" de Flaubert es una de las mejores novelas históricas que se han escrito jamás, yo me persigno y elevo a los cielos una oración por Sven Hassel y Pierre Mac Orlan.

Saludos.

cuvric -

Si a cuenta saldrá, lo de la novela histórica digo, pero ya sabe usted a lo que me refiero ¡Novela histórica! ¡Ahora!

Javi -

Tío, sabes que antes o después caerá.

PD: Y yo me cagontuveneno!

Wos -

Tío, no voy a mentarte a la madre, pero sí es cierto que me he hartado a recomendarte "El novio del mundo", por lo que si ahora vas a fijarte en él, me alegro.


P.D: Me cago en tu padre!

Javier -

Mr. Sincriterio, le cojo las notas al vuelo y me las apunto sin falta. Muy interesante lo que me dice y viene que ni pintado, puede que hasta me tome la licencia de hacerle algunas preguntas off-line al respecto.

Porquera Salustiana, me gusta su nombre y me encanta su tierra, extrema y dura donde las hubiere, de cerdos ricos ricos y quesos de buen catar y mejor digerir... Celebro que que quiera volver por este antro a ver qué se cuece.

De todos modos... cuál de los títulos mencionados se apunta para una posible lectura, porque me parece que entre unos y otros debemos llevar como la veintena.

Saludos PataNegra.

Javier -

Cuvric, siendo cabrón y bastante hijodeputa me permitiré este chiste a costa de Pedro Maestre, que es como aquello cafre y rijoso de "South Park": "Yo no me fío de un tipo que títula su opera prima "Matando dinosaurios con Tirachinas" y luego no se muere...

Lo del Mañas ya tiene más tela. No he leído las "Kronen Chronicles", ni ganas, pero sí muy atentamente su "Soy un escritor frustrado", que, no me lo creerá, empieza realmente bien y divertida, pero acaba demente y deplorable e inverosímil(mente) y no acaba uno de comprender bien qué editor marciano le dijo que así ya estaba bien la cosa... Amenábar podría hacer su "Tesis 2" cone ella.

De aquella generación que abanderó Mañas va a resultar que sólo se han ido salvando de la quema Benjamín Prado y Ray Loriga. El secreto debe radicar en las chollas...

Puede que no le falte razón, que al final la máquina todo lo fagocita y nos encontremos de aquí a unos años a Mallo pidiendo limosna por la calle con un vaso vació de nutella... Aunque no creo, porque es así como médico de esos como Ray Milland, con Rayos X en los ojos, y éstos cobran una pasturcia.

En otro orden de cosas, le sorpendería lo a cuenta que sale escribir novela histórica... No me tire de la lengua, no sea que me suelte...

la porquera Salustiana -

pues aqui una simple devoradora de libros, sin más pretensiones, y decirte que me apunto el título. Me fascina leer y ultimamente libro que empiezo libro que me parece un auténtico coñazo, y algunos de los que son etiquetados obras maestras de todos los tiempos. En fin, que espero leerlo y contarte a la vuelta lo que me ha parecido. Me apunto tu blog porque es muy interesante. Saludos

Juanma Sincriterio -

Imagino que con esta generación pasará como con todas: Los que se supone que están dentro renegarán de esa calificación y los que estén "fuera" del grupo suspirarán por entrar. Al final el tiempo dará y quitará méritos, imagino.

De este grupo he leído a Porta (y sí, Afterpop es básico) y a Carrión. A este último no le tengas en cuenta lo de Tarragona, puede que naciera allí pero se ha criado en Mataró (lo sé de primera mano, es amiguete). En cuanto a su obra, pues es muy recomendable tanto en su faceta de crítico como en la de autor. Es un viajero empedernido, y eso se refleja claramente en su obra. La Brújula es una especie de antología de ensayos que parecen relatos (o relatos que parecen ensayos) de sus viajes por latinoamérica. En la recientísima Australia relata un viaje por dicho país siguiendo las huellas de un familiar suyo que emigró allá, una manera bastante más honesta que la oficial de escarbar en la memoria histórica... Memoria y viajes son sus temas, y una absoluta conciencia del momento que le ha tocado vivir (su aportación a la antología Mutantes, en la que están la mayoría de los que nombras, es un relato en forma de búsqueda en google)

cuvric -

Repámpanos, se ha extendido usted en la respuesta. Supongo que gracias.
Casi que le doy la razón en todo menos en una cosa: la maquinaria comercial se los come sí o sí. No a todos, pero casi, ya verá. Esto es como Los Inmortales: "sólo puede quedar uno".
Me viene a la mente otros casos más recientes y sangrantes de eskritores hypeados ahora denostados y objeto de mofa, befa, escarnio y jijís. A saber: el otrora ganador del Nadal, Pedro Maestre, nombrado Rey del Olvido y Emperador de los Ninguneados. Nunca me parecío un tipo con calidad, qué le voy a hacer.
El otro caso es mucho más jugoso: J.A. Mañas: años ha escritor generacional con banda sonora original de Australian Blonde, acaba de publicar -agárrese los machos, macho- una novela HISTÓRICA protagonizada por Alejandro Magno. Glups!
Y así vamos. Ya ve de lo que es capaz la maquinaria mercadotécnica.

Javier -

Ya sabía yo que la "Nocilla Generation" acababa trayendo cola, aunque fuese en este lugar, tan poco transitado.

Generaciones. Los que están dentro pretenden salir y los que están fuera quieren entrar en la etiqueta de la temporada. Los "elegidos" reniegan de ella pero a la vez "son" en gran medida gracias a ella. Siempre lo mismo. Y la Nocilla no es una excepción. No lo reconocerán o lo harán con la boca pequeña, pero el "sello Nocilla" les beneficia; beneficia a los escritores que lo forman y beneficia a los pequeños sellos editoriales que se arriesgaron con ellos en primera instancia. Y yo que me alegro, oigan.

De todos modos su principal fuerza, a mi tenor, es como digo en mi texto, la de estar removiendo el cenagal, agitando el panorama. Si lo hacen para bien o para mal, es decir, con calidad o sin ella, ya lo decidirán los lectores. Yo me limité a glosar la nómina de "nocillos" más o menos aceptada mediante esa foto con la que me topé el otro día en "El Periódico", que ni los Watchmen, vamos...

Por supuesto no los he leído a todos. La lista de autores y obras nocilla crece mes tras mes. Más que un fractal proGoldblum con problemas de bulimia.

Entre los que he explorado, por ejemplo, está Fernández Porta -a quien el hombre sin ano, filántropo mayúsculo, pagaría unos servicios especiales, por lo visto- con su ensayo, "Afterpop", que se me antoja esencial. Como esencial me pareció, sobre todo para los que gustamos de la poesía, el "Singularidades" de Vicente Luis Mora.

Migoya, en cambio, es un caso aparte. Lo nombro porque salía en la foto pero yo no lo metería en la nómina "Nocilla"; como cualquier "monstruo", adjetivo del que se precia, él va por libre. Me gustan sus relatos, sobre todo los de "Putas es poco". Tengo el "Octavio" en la vasta torre de pendientes, de modo que no puedo decírle, Mr. Cuvric, si sí o no comparto su opinión. De todos modos al Migoya -y al Lardín y al Laputta- siempre les estaré agradecido por haber parido al mundo aquellos míticos tres números del Ojalatemueras!, en los que descubrí a uno de los personos más estalentaos y descacharrantes de este país: elreydespaña.

También he picado alguna cosa suelta de Harkaitz Cano y de Vicente Muñoz Álvarez. Ha falta de darle un tiento a la antología "Mutantes" de Berenice, la "Poesía para Bacterias" del bukowskiano Sergi Puertas me ha dejado agradablemente noqueado. A ver si le dedico unas líenas en una de estas...

Respecto a la madre del cordero: "Nocilla Dream". A mí me gustó, más la segunda lectura que la primera, eso sí. Quizá debido a que combiné esta relectura con la lectura de "El Mapa de América" de Pablo García Casado y empezaron a ocurrir lucecitas y sonoridades y cosas extrañas en mis sinapsis. Por supuesto "Nocilla Dream" no es una novela, es un cruce híbrido Muto-plagiante-apropiador y Proyecto Terror entre blog y microrrelato que, no obstante, sale con bien del intento. Ya veremos el "Nocilla Experience".

Al Mallo, con todo, le reconozco ser más listo que el hambre y tener sus ideos claros, lo que no es poco visto cómo anda el percal. Que quiera i sepa explicárnoslos ya es harina de otro costal. Y sí, tienes razón Child, sus poemarios son apetecibles: después de "Yo siempre regreso a los pezones y el punto 7 del Tractatus" y "Jean Fontaine Odyssea", ya ando queriendo agenciarme el reciente "Carne de Píxel".

En cuento a si la maquinaria comercial puesta a su servicio acabará o no devorándolo, el tiempo dará veredicto. No me gustaría, la verdad. Me cae majo el tipo. El último caso flagrante que recuerdo de prometedora carrera periclitada por las servidumbres contraídas fue el de Juan Manuel de Prada, a quien "aceptar" ganar el Planeta fulminó sin solución de continuidad. Veremos...

Entre los apetecibles de la lista, bien; de Javier Calvo me han hablado cosas buenas y cosas no tan buenas, así que cualquier día de estos cae algo. Le tengo ganas también al "Boxeo sobre Hielo" del Mario Cuenca Sandoval. Y por qué no reconocerlo, algo también de Jorge Carrión, aunque sólo sea porque es de la vecina y rival Tarragona... Una compañera me recomienda ferviente "Sudd" de Gabi Martínez. También me gustaría darle un segundo sorbo al "Circular 07" de Vicente Luis Mora, que cuando salió andaban ya por echarme a la calle en la librería y tuve que disfrutarlo aprisa y mal.

Maese Cuvric, si el amigo Wos lee su comentario a buen seguro aparecerá por aquí para mentarme la madre, no en vano me regaló hace más de un año "El Novio del Mundo" y yo, cabrito de mí, todavía no he querido hacerle justicia. De todos modos, del Beníetz Reyes sí he catado sus poemos completos y el "Tratándose de ustedes", de modo que sé cómo se las gasta.

Permítame que a mi vez le recomiende otro autor más que explorable: Roger Wolfe, que no es nocillo ni es jovencillo, más bien talludito ya, pero bien que toca los cojoncillos y da por el culillo a los tocinos bienpensantes con su ácida bilis. Le recomiendo, en poesía, la reciente antología editada por Renacimiento, por ejemplo, y si le va la prosa: "Oigo girar los motores de la Muerte", en DVD ediciones. Un inglés que escribe en castellano, amigos míos, y Gibraltar ahí, aguardando...

Saludos.

cuvric -

Bueno, me ha tocado usted un tema delicado. Vayamos por partes.
1. No he leído a la mayoría de los autores en este post presentes, por lo tanto
2. Me limitaré a hablar de los que sí he leído, que son
3. Hernán Migoya. Admiro su espíritu y ánimo bullanguero, tocapelotas y pseudotransgresor, pero como cuentista se me hace risible y previsible en su ¿provocación? Como novelista (Observamos como cae Octavio) aún lo siento más impotente. O peor: insignificante. Sí me gusta como el articulista y documentador de la cultura ZETA que siempre ha sido. En cuanto a guionista de cómics mejor no hablar.
4. Mallo y su nocilla. El tipo tiene pulso y tiene ideas, pero la máquina mercadotécnica ya está engrasando sus fauces-engranajes y miedo me da su futuro. Sus dos experimentos son curiosos, pero no son novelas ni algo nuevo. Pero me gusta como escribe. Habrá que verlo -leerlo- enfrentándose a una Gran Obra.
5. Javier Calvo. Me turba. Su ríos perdidos me parecen muy bien cartografiados, pero un poco destemplados. Necesito que acometa algo más ambicioso para rendirme a su HOVRA.
A los demás no los he tocado, pero me permito recomendarle a uno ya bien apoltronado y ganador de premietes: Felipe Benítez Reyes y su "El novio del mundo". Pura testosterona.
Salud.

EL HOMBRE SIN ANO -

JOER MACHO, NO SE COMO ESCRIBIRAN LOS NOCILLA MEN, PERO LO MISMO DEBERIAN DEJAR LA PLUMA UN RATO PARA FOLLAR UN POCO MAS, A VER SI ASÍ LES CAMBIA EL GESTO, QUE PUTADA DE FOTO!
AL DE LA IZQUIERDA DE LA FRENTE DESPEJADA Y LAS GAFAS LE PAGAMOS UNA PUTA EN EL PARAMO CUANDO QUIERA Y EL TIEMPO QUE QUIERA.
TODO SEA POR LA CULTURA

child in time -

Me gustó mucho en su comienzo Nocilla Dream, luego se me hizo algo pesado con tanta "ciencioliteratura". Tengo que leer algo más de este hombre. Dicen que su poesía está muy bien.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres