Blogia
tannhauser

Pirañas no nos da el mar

El niño, que todavía no sabía que de mayor tendrá que odiar a su madre por haberlo maldecido con semejantes genes de Bud Spencer, saltó la cerca -es un decir, por descontado- y fue como si volviesen a andar jodiéndonos con lo de Jurassic Park: blam; y el vasito... BLAM; y el vasito... !BLAM!; y el vasito de agua dichoso, primer plano, mi nombre es Spielberg y molo un huevo, ¡alabádme turba!... Cada una de sus zancadas, y aquí es de recibo avisar al respetable que hemos vuelto al niño que todavía no sabe que de mayor querrá asesinar a su madre por haberle regalado esos perpetuos mofletes a lo Dom DeLuise, se dejaron sentir como un ensayo de Richter, allá en lo bajo de la máquina de cambiar mapas del mundo. Y lo vi venir así, corriendo, sí,  pero casi casi a cámara ultralenta en los posos de mis percepciones, no en vano cada pliegue de flaccidez cárnica volante a lo ancho de su cintura bien parecía levantarse lo menos medio metro en cada golpe de cadera, porque es que con aquel sobrepeso infantil y macdoneril tampoco a mucha velocidad es que pudiese tirar. Y feliz, el cabroncete, vaya si venía feliz, que por un instante hasta me pareció ver tatuado en su pensamiento, en forma de bocadillo comiquero, todo un señor desayunar huevos fritos y panceta, amén del paquete de bratwurst de emergencia, reglamentario en cualquier estómago de chaval que aún no sabe que de mayor no podrá ser astronauta porque a mamá le importaba tres cojones que África pasase hambre y a papá le importaba otros tres cojones -van tres pares- que mamá le estuviese arruinando el futuro al mochuelo a base de inducida bulimia. Empecé a elucubrar interna y mentalmente los más audaces modos de acabar con aquella jovencita mole de grasa bailoteante, pues mis pujos por luchar en favor del Bien y del bien de la Hominidad siempre han sido proverbiales, preguntad a cualquiera y os dirá... Puse tanto empeño e ingenio en semejantes maquiavélicos planes como mala leche y peor bilis juntaletras he invertido en diseñar las más inacabables oraciones arruinapaciencias para este postio bastardo que confío no tardéis, amados lectores de la chuffla visicitud, en tirarme a la mochera. Podría ser tan sencillo, me dije -y he aquí que volvemos a tener de nuevo a nuestro entrañable esclavo del bollicao en escena, que lo sepáis-, tan sencillo pudiere ser, decía, como sacar allí mismo la pipa y dejar que se acercase unos metros más, acertarle en pleno plexo solar y luego fin, se acabó el aspirante a Piraña. O bien podría lanzarle mi bumerang-katana tipo Mad Max y rebanarle esa oronda cabezota de un certero lanzamiento. Aunque quizá mejor esperar a que llegase a mi altura, ingenuo, confiado, pobre de él, sacar la faca y ¡Ras!, pincharlo bien, cierto, así mismo, aunque el riesgo de quedarme varado en océanos de hipergrasa sin llegar a tocar ningún órgano vital fuese más que virtual. ¿Qué hacer?, ¿qué hacer? Blam, BLAM, ¡BLAM! ¿Qué hubiese hecho el moñosón de Sam Neill en mi lugar?... ummm... "Papá, papá... arf.... me ha dicho la... arf... arf... larrf... la mama que... arrf... arrrfspk (lapo involuntario escupido entre dientes a la venerable figura paterna, pocos metros a mi diestra)... que si me acababa todo el almuerzo me acompañarías a comprarme un heladooo...". ¡PLAS! (hossstia padre y paterna) "Calla niño y deja ya de tragar como un cerdo questás mu gordoooo".

Ay rediós, y pensar que nos quedan aún 28 años para el Apophis, aquí, aguantando mecha...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

18 comentarios

Javier -

Ey Carlos! Descachárrate pero no te me caigas, hombre de Diox! Las playas verniles, menudo horrífero museo de cera deshecha de los horrores, mendiós!

A ver si nos escribimos, coñe..

Abrazo!

carlos maiques -

Sin tocar ningún órgano virtual, casi me caigo de la silla. Descacharrante es poco, pero las playas están a rebosar de tales momentos. Hasta luego!

Javier -

Cuvric, ciertamente el Migoyo es, como un servidor, compleja simbiosis genética entre el lobisome ibérico pata negra y Criling, aunque yo carezco aún de esas matojeras firmemente afincadas en sus pabellones auditivos, sin duda digievolucionadas para amortiguar los venéreos epítetos que genera entre crítica y público y Torrelodones de abajo.

Javier -

Ya lo han leído, quedan ustedes, todos los virtualmente presentes, comprometidos como testigos, y darán fe, ante cualquier eventualidad jurídica, de mi paternidad sobre el dicho neologismo, "masuclino", a efectos de posibles indemnizaciones royaltiyeras y demás hijoputadas leguleyas.

En lo que respecta a su relato del "caldo", francataman, he de decirle que mis observaciones fueron del todo imparciales. Esto es, que cada vez que se me pasaba un texto a consulta yo exigía que se me borrase con previedad la identidad del autor, a fin de evitar malversaciones de influencias y otros coñazos al uso. Así que no supe que era de su puño y letra el invento hasta que hube pasado mi particular "hoja de reclamaciones" sobre le particular. Es lógica su reacción, entiendo, pues ya sabe usted que culo de escritor -como es el mío, como es también el suyo- no quiere saber más que de su propias ñordas. Usté me entenderá. De todos modos, si quiere, lo discutimos en persona y con cervezas de por medio, por si hubiere que acudir al duelo de de cristales rotos, en última instancia.

Recuérdesem usía a este respecto, no obstante, que la última palabra es siempre la del editor de la revista, con cuyo culo no tengo nada que ver...

Abrazo!

cuvric -

Por cierto que la presentación corrió a cargo del -con todos mis respetos- gañanuzo de Jorge Carrión... ¡Que decía "anyway"! ¡En voz alta! ¡¡¡¡En voz alta!!!
En fin.

cuvric -

Me declaro converso al credo masuclino desde ya.
Por cierto, ayer caí casualmente en la presentación de un libro en la FÑÑÑAC llamado Cut and Roll, del novel Óscar Gual, y me encontré con el sr. Migoya, del cual me soprendió la largura del pelambre orejil, rediós. Ni las cejas de Scorsese.
Andaba el hombre de compras, por lo que se vió.

francotirador -

la servidumbre nace de la dependencia, y la hiperconcentración de lefa sigmoide en lo bajo del razonamiento masculino me parece una de las más nobles causas por las que luchar...

por cierto, magnífico neologismo "masuclino". lo he buscado en google y hay dosmil y pico entradas pero no aparece aún en la wikipedia (suena a peo también), aproveche!

por cierto 2, en breve envío de nuevo el texto al caldo, aunque la verdad es que muy de acuerdo con las sugerencias no estoy; y le prometo que he procurado desterrar el ego de autor de mi criterio...

Javier -

Qué de arte tiene en su fuero interno la dislexia mecanoscrita y qué bonito NeoPalabro es "masuclino"... Suena a peo de chinchilla.

Javier -

Estimado Quinj, ya debería usted saber que la chuffla condición está fuera de toda sazón lógica y resbala, cual esputo de mercurio, por la superficie de cualesquiera mitomanías.

En cuanto a la 2problemática oronda", ya ha oído al nuestro don Bubbón Ho Tep, el Homo Estrozantus necesita de la Orondidad para desviar el Apophis, salvar su culo, en consecuencia, y así poder proseguir con su metódica erradicación del resto de especies coleantes de este chusco inundado de aguas y algas que llamamos Tierra.

Compruebo con algarabía contenida, Francotirador, que empieza usía a captar las facultades intrínsecas a la chuffla condición, entre ellas, a saber, la gratuidad de todo juicio, la hiperviolencia instrumentalizada, al menos a nivel onírico-sináptico, así como la mirada perdida, por tantos ingenuos confundida con subnormalidad.

El de "novia", empero, tiente usted con mucha atención la frase que sigue, es concepto que no cabe en mente chuffla ninguna, pues implica servidumbres perras que están más allá de toda enajenación, aun las explicables por hiperconcentración de lefa sigmoide en lo bajo del razonamiento masuclino, esto es, la equipación cojonil.

Saludos a todos.

francotirador -

katanas, navajas, boomerangs de mad max, violencia gratuita al servicio de la imaginación en tiempo real, como en el videojuego de un psicópata, choose weapon y fight... sabe? a mi su texto me ha recordado a cuando acompaño a alguna novia de compras a un zara, o mango, o... no sabe las masacres que he montado allí, lo fácil que es hacerse fuerte en la sección de outlets hasta tener las 5 estrellas de todo gta que se precie... y mis novias, dependientas y clientas me ven allí, de pie, con la mirada perdida...

y para el apophis, espero que tengamos una buena vista y cervezas frías!

estifen quinj -

He de reconocerle que he estado a punto de no seguir leyendo a partir de la frase en la que falta el respeto a mi admirado Spielberg, pero (y gracias a dios) la razón se ha impuesto al corazón y he acabado el texto. A mí también me dan cierta rabia los orondos, y no sólo los niños, ellos son mucho más básicos que nosotros, sino también, y con mucho más odio, a los adultos, ésos que son capaces de mal vivir 600000 horas de sus vidas por obtener placer en las 12000 restantes.

Javier -

Gracias Don Bubón por sus palabros, me alientan a la vez que me contagian la Peste Negra. Una pena, pues, lo del Apophis, porque este sindios ya no hay quien lo aguante.

Engs. siempre aprecio cuando decides levantar la cabeza y escupir un comentario, señal de que conseguí revolverte los humores lo suficiente como mandan los cánones.

Cuvirc, cuando se haga hiperfamoso gracias a tamaña frase acuérdese de donde la sacó y saquéme del arroyo, mendiós!

Y Child, Katakrek... yo lo veo de ministro o magistrado del Supremo, siempre y cuando el Apophis nos perdone el cuello, por suepuesto. ¿Os apostais algo?

Abrazo para todos, coño!

child in time -

O escritor de libros como "Coños" y cosas así

katakrek -

Físico... o analista de sistemas-troll spammer. Como enjuto, pero a lo gordo.

cuvric -

Suscribo las palabras lameojales de Don Bubón acerca de su texto.

"aunque el riesgo de quedarme varado en océanos de hipergrasa sin llegar a tocar ningún órgano vital fuese más que virtual"

Esta frase que sigue me ha parecido totalmente chiripitifláutica y le advierto que probablemente le plagie en el futuro lo de los océanos hipercalóricos.

child in time -

Pues a mí no sé que me da que el chavalito acabará siendo físiconuclear o algo así, ¿no?

engelson -

menudo movidón, ahora yo también temo a ese chaval gordo y sus mofletes, aparte de la pipa y la katana, te imagino armado de paciencia en medio del percal y no es para menos

Don Bubón -

Gustóme el modo que en que la narración levanta el vuelo y se aleja en turbia digresión para caer de nuevo y a plomo sobre el mozo mantecoso. Sabe usté amarrar sus desbocados caballos.

Una vez dada la merecida coba, diré a riesgo de defraudarle que lo del Apophis parece que no es seguro. Depende de una primera pasada en la que amagará sin dar el nuestro bolo planetar, cuya atracción gravitatoria alterará no se sabe en qué medida la órbita de este asteroide justiciero para que a la próxima, con suerte, nos atine en plena coronilla.
Por cierto, no es descabellado suponer que la masa extra que supone tanto aspirante a Piraña sea clave en el desvío de este cósmico peñón.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres