Blogia
tannhauser

Tempus Fugit, ergo Carpe Diem...

 

 

Un alguien preguntó a otro alguien una vez: "¿Cuántos años tienes?". "Éstos", respondió él. "Aparentas bastantes más", le apuntó el otro, a lo que aquél repuso: "Es que mi alma es de segundero lento..."

 

CONFORMIDAD

 

¡Cuánto, Señor, te debo por todos los momentos

en que pudiste hacerme sufrir y no lo hiciste!

Las horas del dolor suman tiempos tan lentos

que más que por la edad se envejece por triste".

 

Carmen Conde, "Mi Fin en el Viento" 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Javi -

Wave, creo que nadie dijo nunca que esto del tiempo tuviese propiedades \"conmutativas\" :P

Un abrazo.

wave -

A ver si lo he entendido... a mi que nunca me echan mi edad, sino mucho menos... es que soy feliz cual perdiz??? No me lo creo...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

J. P. Bango -

Cuánta razón, sí...

Javi -

Pues eso...

laceci -

La edad se lleva en el alma, no en las arrugas!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres