Blogia
tannhauser

Lapidario Est

"La vida humilde de los trabajos aburridos y fáciles

es una obra de elección que exige mucho amor.

Permanecer alegre cuando el día, triste, sucede al día,

ser fuerte y gastarse en circunstancias viles"

Paul Verlaine, "Sensatez", 1880.

 

Acudes a los clásicos y ya lo tienes, te queda todo impecable y lapidario, no va hacer falta que tú le tires el pronto y yo le pase el paño, no tendremos que tocarlo en los años por venir ni por asomo; por eso son clásicos al fin y al cabo, ¿no?, por eso están constantemente en los encabezamientos y prólogos e incluso los epílogos de los párrafos vastos y los pensamientos agudos de las mentes que se atraven a lanzar de cuando en cuando un chorro de lucidez, o pretendida lucidez, que no siempre se está en disposición, por más que se quiera, de dárselas uno de géiser. Lo que pensaste tú ya lo dijo mejor otro, uno que ya está mucho más muerto y mucho más cascado, y que ya pasó por tanto, y no en vano, por todo este lagrimero espectáculo de variedades, zafiedades y mezquindades. Y lo pensó más certero, y más resplandeciente, y por eso vas y lo pones ahí, para que quede bonito y como enmarcado, y los ojos de todos sepan la de librotes gordos que te has zampado y lo exquisito que tras tanta página pasada has llegado a desarrollar el gusto. Porque al cabo lo que estás tratando de decir es que es todo bastante mierdoso. Y tiñoso. Y asqueroso. Sí. Al ir a trabajar me refiero, así en general, y en particular si vuestro trabajo lo odiáis o asqueáis ya para qué os cuento: liquidar tu tiempo a precio de saldo y con dicha miseria de saldo, en lugar de comprar un algo más de tu sagrado tiempo, que no tiene precio, hacerte simplemente con más cosas y compromisos que te hipotecan y que requerirán, con el tiempo, más y más de tu tiempo; más y más de tu alma soportando la insufrible condena. Altamente vomitador lo mires como lo mires, al menos si lo miras con unas pupilas semejantes a los de éste que os habla. Y ya tiene gracia que esto venga de Verlaine, que el muy cabrón no pegó un su puta vida palo al agua, pero bueno, para ironías hay carcajadas y yo tengo ya la mandíbula desencajada de tanto partirme de risa, aunque eso sí, todo para adentro... No obstante, un clásico no llega a clásico porque sí, hay siempre un algo o un mucho o un casi todo de cierto en tanto de lo que dijo o dejó por ahí en cualquier hoja garabateado, que todo y saber que media de su vida la pasó tirado a la bartola chupando carótida paterna y la otra mitad, cuando a sus pater familias les finiquitó la sangre, se la pasó de miseria en miseria, convertido en todo un arrastrado con tal de no dejar de ser un insigne vago, no dejamos de verle la ciencia y la sazón a sus versos: "es una obra de elección que exige mucho amor"... Efectivamente, razón no le faltaba, porque si agonizas tu vida en un trabajo de mierda, o no tan de mierda, pero que odias y te corta las alas, es únicamente tu culpa: no viene a cuento quejarse ni llorarle a la mama, porque nada te impide dejarlo y pelear. Mucho amor, desde luego, excesivo amor para cualesquiera cosas que no seas tú mismo requiere postergarte de esta manera tan solo en favor de una nómina firmada y compulsada a final de mes, con la que tan poco compras y a cambio tanto y tanto de ti, cada segundo irrecuperable, te arrebata.

Dicho lo cual, me piro a trabajar. ¡Qué bonita es la demagogia!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

laveron -

a fines de diciembre renuncié a mi trabajo...en un país que tiene el casi un 18% de desocupación...
se llama arrojarse al vacío...pero mi cerebro se fritaba, cada vez más.
no digo que ocurra nada trascendente PERO NECESITO ESCRIBIR!
un beso!
laura

azuldeblasto -

Estás como nunca, querido vampiro, aunque no todos los genios eran hijos de papá... nadie lo tiene facil en general, unos demasiado tiempo, otros demasiado poco, y el término medio escasea.
Espero que encuentres un espacio para escribir siempre, sea donde sea, y que estos años venideros tengamos ocasión de seguir tus huellas y dentelladas certeras.

In saecula saeculoreum, amen.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

wave -

Quizá lo único bonito de mi incultura y de que no conozca a esos grandes, es que cuando yo pienso en alguna frase parecida, eso si, con mi vocabulario, que deja bastante que desear, parece que ha sido idea mia y que yo lo he inventado, y como dices, seguramente otro ya lo hizo antes, es más, seguramente yo ya se lo escuche a otro, pero bueno, disfrutaré igual de este hecho. Salu2

katakrek -

Jjiiji, si,... muy bonita, pero excusable siempre y cuando haya dinero de por medio, porque, amigo mío, no vamos a ser ni tú ni yo los que cambiemos el mundo a estas alturas. A pasar por el aro ¡Ar!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres