Blogia
tannhauser

Mierda de Juventud

"¿Tenéis el Don Juan Tenorio?", me pregunta la madre, "para mi niña, que se lo piden en el instituto", a lo que respondo que qué edición le piden, y ella, claro está, no lo sabe, no tiene ni idea, ni falta que le hace a la pobre mujer, a sus años, después de todo por lo que debe haber pasado... "Espera que la llamo y se lo pregunto", dice, mientras saca el móvil y marca el número. La niña, su niña, que por lo visto no es lo bastante madura para ir ella misma a comprar sus libros sí lo es en cambio para tener móvil, así que no tarda en contestar: "¿El chico me pregunta que qué edición necesitas del libro? ¿No te dijeron ninguna?". Por lo visto hay problemas de cobertura, o de comunicación, no lo sé bien; tal vez hija y madre no se entienden porque la primera está en la tienda de ropa, tres manzanas más allá, gastándose la semanada y un poco más del sudor de los padres en rebajas ultrafashion, y ya se sabe que en estos establecimientos la música -por llamar al ruido de alguna manera- la ponen a todo trapo, en modo “atolondramiento total”, no sea que si la bajan a los nenes bershka les dé por pararse a pensar un segundo y se marchen de allí sin comprar. "¡¿Qué dices, hija…?! ¿Que la más corta que tengan…? Vale, hija, adiós, adiós… Me dice que la más corta que tengas...". Eso, la más corta, ahí lo tienen, ahí la tienen. Ahí lo tendremos. Y si no, al tiempo… Si puede ser, mamá, me vas a comprar el libro a la librería que yo no puedo, que he quedado. Y pídeme la versión abreviada, la versión para tontos, que ya sabes que no me gusta ese rollo de leer y además este fin de semana salgo a estrenar este modelito tan mono que me he comprado, ¿te gusta?… Y esta niña no tan niña pero niña para lo que le da la gana, que pretende un Zorrilla fast-food y masticado es amiga de ése que viene y me pide –al menos éste no manda a los sufridos padres- 10 poemas y una canción desesperada -"toma nene, llévate este: 10 poemas más por el mismo precio..."-, que a su vez sale de marcha con el que me pregunta por una “Antropología de la poesía castellana” y se queda tan ancho, el muy mendrugo, quien además a buen seguro es intimísimo de la que por teléfono me dice que si tengo "en stock" no sabe muy bien qué título de la editorial "Alfaguarra”, tal que así, con doble r y encefalograma plano… Pertenecen todos a la misma Generación, nuestros jóvenes de hoy, que ni la Z merecen; a lo sumo la P, de Peste, porque a la larga, a qué dudarlo, lo serán, una lacra, un virus, nuestra vergonzante enfermedad. Los mismos que el día de mañana tendrán la cabeza amueblada de aire y sólo de aire, que no tendrán jamás las agallas de emprender, por ejemplo, ese Viaje al Fin de la Noche tan necesario para cualquier alma, ni sabrán quién demonios fue Holden Caulfield, porque a día de hoy ni siquiera saben –ni carajo les importa desconocerlo- quién es Stevenson, ni que los poemas, “de ordinario, chaval”, se reúnen en antologías. Hace unas semanas, Pérez-Reverte escribió que “Nadie dijo que fuera fácil”, eso mismo, pertenecer a la minoría de los que quisieron amueblarse y armarse hasta los dientes la cabeza con la única herramienta eficaz: la lectura. Y es verdad… Aunque olvidó hacer mención a la otra cara de la moneda; “qué cómodo y fácil es lo otro”: hacer ojos sordos y dejarse llevar, convertirse día a día en el caldo de cultivo de los imbéciles y apoltronados del mañana que vendrá.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

sergi -

jejeje, ese gran tema, "mierda de juventud"...al respecto, me gusta recordar que los viejos aristócratas de "el retrato de dorian gray" se expresaban en los mismos terminos acerca de la generación de nuestros tatarabuelos, y creo que era Ovidio que tambien ponía a caldo nuestros ancestros más remotos...y otro ejemplo: en cualquier manada de lobos o leones, viejos y jovenes acaban peleando entre ellos...por las hembras.
y por cierto, yo he trabajado tambien cara al público y la estupidez no tiene edad. la niña fashion bershka de la que hablas es ceporra, sin duda, pero...¿y su madre?

katakrek -

Espero que lo de "sentirse identificado" no fuea con segundas... Jiji
Por cierto, apostillando (osando) a Marlowe... Que qué esperamos de esta generación con tanta mierda? Pues estás en lo cierto, producto decadente somos, pero creo que es más complejo, creo que debido a la imbecilidad de la gente, la mierda se ha ido convirtiendo en diarrea poco a poco, gracais a la realimentación canibal que está asolando el panorama culturil...

Marlowe -

El trato con el público es digno de "Un día de furia", dan ganas de llevar junto al bocata del desayuno un A.K 47 y un cuchillo jamonero para rebanar... Trato cada día con todo tipo de fauna y la divido en dos: de los 30 en adelante saben expresarse, con un vocabulario más o menos rico, son educados, correctos, es decir, saben COMPORTARSE.
Pero mi favorita es la fauna de los 0 a los 30... te aseguro que me gotea el colmillo.El niñato/a que no para de removerse en la silla, expresándose con monosílabos o ruidos en el mejor de los casos,no entendiendo nada cuando se les habla "¿lo cualo? ej k no t'oío" no me extraña, si el aborto que tienes como neurona te va resbalando por esa mierda de cerebro cocainómano todo el día con la banda sonora puesta "tchun, tchun..."
¿Qúe puede esperarse? entre "Gran hermano" " El tomate" el tunning,el móvil, Bershka no queda tiempo para nada, y menos para leer , sí bueno, ellas: "Vale" para "abrise" un futuro; ellos: "Mundo deportivo" o "Interviú" en el trono y "x las afotos neeeng!!"
Lo dicho, bocata, A.K.47 y cuchillo para rebanar.

Woswis -

Si sabía yo que tanta bilis contenida durante tanto tiempo tendría que salir por algún lado...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres