Blogia
tannhauser

Adán desatado


El día sucede al día.

Como al pistón sigue un pálido fuego:

leve rumor de cadena de montaje

serpeando bajo los soportales de la percepción.

Y si me desviase del sendero marcado…

¿Entonces descenderías?

***

Cuántos otoños me has tenido aquí,

encadenado a la vida,

abrigando vuelos con el calor de mi aliento,

hasta al fin conseguir que toda mirada

no fuese más que tacto constante de piedras borrachas de cieno:

rencor de Dios en caldo de cultivo.

***

¿Cuánto más debí gritar?

¡¿Dirás que no me oíste?!:

“Estoy preparado,

puedo empezar a morir en cualquier momento”.

Y a cuántos te has llevado desde entonces…

***

No has de venir por mí hasta verme exangüe

-ya lo sé-,

enfermo, decrépito, cesante:

hace tiempo que te sé vampiro

de gríseos caninos y babas deletéreas.

***

Mientras fui sincrónico reloj de amor no me quisiste;

pura potencia de amor a estas luces y carnes:

gozo, locura, frenesí,

ciega pasión de pisar este mundo…

Tuviste que arruinarme.

***

Y ahora que soy esta pequeña máquina de odio

que noche tras noche -tremebundo- aguarda,

vendrás;

te conozco.

Ahora justo, en lo más bajo,

sí te parezco lo suficiente tierno

*** 

Descuida, amantísima altura,

que antes o después tú y yo nos miraremos.

Y si existe deidad más allá de tu abrazo

toda esta amargura que te debo

te atragantará:

con suerte en el ápice de tu bocado,

como un hueso de pollo,

una de estas costillas que me guardan

te ha de atravesar el pescuezo.

***

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

child in time -

Te comprendo. Yo también soy ateo y no dejo de cagarme en Dios día y noche

Javi -

Aura, mentiría si te dijese que en toda mi vida he estado más cerca de la negrura que ahora... Literaturas aparte, no es nada agradable...

Child in time, llámalo como gustes, que para eso está el poema, para ser interpretado... Yo le increpaba a Dios, a dios, a esa altura innominada que nunca escucha; por más que descrea de cualquier tipo de vida tras esta vida, necesito un rostro al que escupirle mi mala leche cada mañana...

Saludos.

child in time -

¿O quizás a la muerte?

child in time -

El caso es que llevo días leyendo estos versos. Y el caso es que me encantan. Pero no acabo de hacerme una idea de a quien van dedicados: si a un Dios, a la vida, a una amada... Un saludo.

Aura -

Estremecedor. Es dar por pérdidos los gritos de auxilio y abalanzarse sobre el abismo.

¿Que tal se ve la negrura? ¿Da miedo?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres