Blogia
tannhauser

WosWis

Probablemente ahora más que entonces, hoy más que el día que lo escribí, y a pesar de todos los poemas que últimamente traigo a este lugar, éstos versos valgan sus palabras más que nunca...

 

WosWis

Para Sergio

 

Tengo un amigo que escribe poemas.

Poemas que en apariencia no aspiran a nada,

ni grandes pasiones,

ni enormes preguntas,

ni abismos profundos,

ni terribles lágrimas.

Poemas que en apariencia no buscan nada

salvo quizá un instante,

tal vez un momento,

ese instante o momento de tu ojo en su palabra.

*

Un amigo que escribe "pequeños poemas"

-como yo los llamo-

del silencio que ni rompe ni rasga,

que nadie lo atiende porque siempre te abraza;

o de ese ubicuo café que día tras día

es siempre el mismo,

que de puro repetido e irremplazable

ya ni endulza ni amarga;

o de ese pensamiento triste,

de esa media sonrisa mordida y frenada

que cada anochecer te dibuja la quijada.

Poemas, en suma, que tan poco pretenden,

salvo quizá,

ese instante fugaz o estrecho momento

en lo alto y justo de tu turbia mirada,

y ya después oscuridad;

nada de nada.

*

Amigo que escribe entrañables poemas,

versos amables

nada mefíticos,

que cantan y cuentan cómo el sol se despidió hoy,

cómo día tras día la vida pasa,

y en la vida apenas pasa nada,

salvo quizá,

esos menudos instantes,

sucintos momentos irrelevantes,

que hacen de este Todo un Algo a veces soportable.

*

Un amigo que ríe pero que hace tiempo que no sonríe,

ni siquiera, imagino, cuando sus poemas escribe,

porque es como si últimamente todos

hubiésemos sido derrotados,

cual si ya no nos quedase sino sendero de bajada.

Abatidos a medio camino

a medio volar,

mucho, mucho antes de haber llegado al campo de batalla.

*

Con todo, no sabes cómo y cuánto te envidio

amigo mío, que escribes poemas

que no han de sobrevivir -a priori- al día de mañana:

a todo hombre con un poema en la mano

con un siguiente verso que parir en el alma,

la otra mano le esconde por fuerza una espada;

y yo

buscando y rebuscando

metiendo la mano y hasta el fondo la pata

en el arcón de letras de mis adentros,

hace ya tanto -¡Dios!- que no me hago una tajada...

*

Deberíamos vivir en peligro de muerte

ocho de cada nueve días...

y en el bolsillo siempre lista la navaja.

*

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

SickBoy -

Esto es una de las cosas que más me han llegado al alma en los últimos meses...da la impresión que la verdadera amistad existe, no es una utopía o una mentira.

Felicidades por la poesía, y a ambos por teneros el uno al otro, que para algo están los amigos....

sergi -

tremenda. felicidades.

Jaume -

Grata sorpresa la mia al leer tal poesía. Felicitar al autor, y a quién se la inspiró!

Aura -

Vuelvo de un retiro de estos mundos y me encuentro con nueva imagen. Hermosas aguas en las que sumergirse.
Y leo que hay que vivir en peligro de muerte constante: curioso consejo a un amigo poeta, bueno, a todos los poetas del mundo que afilan la hoja de vez en cuando...

Un saludo.

Woswis -

Si alguna tiene que significar algo cierto y digno esta tan menoscabada palabra, que sea ahora:
Gracias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres