Blogia
tannhauser

Herido

Noches en vela dando

una tras otra cada vez más

desesperadas vueltas en la cama,

te mueves,

te remueves,

al fin te levantas

sólo para ese no saber estar;

no poder leer

ni pensar

ni entregarte a la deslizante

corriente del filo del tiempo.

***

Fuera el viento cabalga los árboles

y ese amarillo sucio de las ciudades nocturnas

castiga con saña el hígado de la oscuridad.

***

Horas insomnes en las que no duele

nada porque te sientes algo

tan semejante a lo inerte.

***

Horas detenidas en el km. centro

del absurdo del ser,

tan al tiempo próximo y lejano de cualquier posibilidad de escape.

*** 

Horas trenzadas de segundos

venéreos, herpéticos, tumorales,

todas pústula y esquirlas de asfixia

salpimentándote de llagas el pensamiento.

*** 

Noches como esta,

eternas, ubicuas, circulares,

que no han de saber de la fractura del alba,

son las que de odio hieren el mundo.

***

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Aura -

Recuerdo haber pasado muchas noches de las que hablas. Precisamente tengo un poema que se llama "Insomnio". Por suerte con el tiempo los ángeles me han favorecido con dulces sueños...
Por cierto, ¿de quien es la foto? Curiosidad.

Woswis -

Valeriana! Una vez más, un gran poema. No te pares.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres